Mantequilla de cacahuate o de almendra, ¡hazla en casa!


¡Ya no la compres! Tú mismo puedes prepararla y asegurarte de que todos los ingredientes son naturales y sin conservadores